30
 jul
, 2013

Impacto económico de la fertilización de azufre en trigo/soja

Mitre y el Campo

Impacto económico de la fertilización de azufre en trigo/soja
La fertilización de trigo/soja en la Región Pampeana Norte debe contemplar los requerimientos de ambos cultivos. Dentro de este plan de fertilización el azufre juega un rol preponderante tanto por sus respuestas productivas como económicas. El SolMIX que se adapta mejor a los requerimientos de N y S en esta región es el 27-0-0-6,5 S.

 
Manejo de la fertilización y experiencias a campo.
Para un buen rendimiento físico y económico en el doble cultivo de trigo-soja es necesario volver a elaborar estrategias de fertilización que permitan cubrir los requerimientos nutricionales de ambos cultivos. A continuación mostramos los requerimientos de fósforo, nitrógeno y azufre de un doble cultivo (Tabla 1).
Impacto económico de la fertilización de azufre en trigo/soja
Tabla 1. Requerimientos nutricionales (necesidad y extracción en grano) para 3500 kg/ha de trigo y 3000 kg/ha de soja (adaptado de IPNI 2009).
El plan de fertilización tradicional de trigo/soja considera la aplicación de Nitrógeno y Fósforo. En lo que respecta a Fósforo (P), el diagnóstico de la fertilización fosfatada depende de la disponibilidad en suelo de los primeros cm (0-20) y la aplicación de este nutriente se realiza generalmente incorporado al momento de la siembra de trigo.Para el caso del Nitrógeno (N) la recomendación debe definirse considerando solamente las necesidades del cultivo de trigo, de acuerdo a los niveles de productividad y métodos de diagnóstico desarrollados a nivel regional (umbral crítico de N de nitratos de 0-60 cm).Las deficiencias de Azufre (S) son más recientes y aún no contamos con métodos confiables de diagnóstico. No obstante esto, han sido documentados en numerosos ensayos incrementos de rendimientos debido a este nutriente (Tabla 2), posicionando en la actualidad al S como el tercer nutriente en importancia para la fertilización de trigo. Dada la dificultad de diagnóstico, los relativamente bajos costos asociados a la fertilización con este nutriente y la rentabilidad de las respuestas obtenidas; la reposición de azufre surge como una estrategia válida de recomendación de fertilización azufrada.
Impacto económico de la fertilización de azufre en trigo/soja
Tabla 2. Descripción de los ensayos de fertilización nitrógeno-azufrada realizados en el doble trigo/soja de segunda en la Región Pampeana.
Otro punto a destacar de la fertilización con N y S es su interacción positiva. Gracias a dicha interacción, el agregado de S permite lograr una mayor eficiencia en el uso de N en todas las dosis normalmente utilizadas (Figura N°1).
Impacto económico de la fertilización de azufre en trigo/soja
Figura 1
Respuesta a la disponibilidad creciente de nitrógeno con azufre o sin azufre.Salvagiotti, 2004.
Dada la residualidad que tiene el azufre en el suelo, es posible aplicar todo el Nitrógeno y el Azufre que requiere la rotación en el cultivo de trigo. La fertilización con azufre durante el ciclo del trigo permite nutrir tan eficientemente al trigo y a la soja de segunda como una fertilización desdoblada en ambos cultivos. Para esto se utilizan dosis de S mayores que dejan un efecto residual a la soja de 2da, minimizando de esta manera las labores en el cultivo de segunda. Este comportamiento fue demostrado por varios investigadores.
Análisis Económico.
Tomando en cuenta las respuestas encontradas por los diferentes ensayos junto con los requerimientos de una secuencia trigo/soja con rendimientos de 3500 y 3000 Kg/ha respectivamente, se puede hacer un análisis económico de la aplicación de azufre en dichos cultivos (Tabla N°3).
Impacto económico de la fertilización de azufre en trigo/soja
Tabla 3
Los precios de los fertilizantes contemplan un flete de 25 u$s/ton y una comisión del 5%. Los precios de trigo y soja corresponden a los precios Futuro (trigo enero 2014 y soja mayo 2014) promedio del mes de junio del 2013 de la Bolsa de Cereales de Rosario.
Si contemplamos un planteo de fertilización promedio de nitrógeno (65 Kg N/ha) junto con la aplicación de azufre necesaria para ambos cultivos, vemos que la relación N-S que se necesita aplicar es 4,6. Las mezclas líquidas SolMIX permiten realizar cualquier relación N-S; para este caso el SolMIX ideal sería un 27-0-0-6,5 S. Dicha relación es muy difícil de lograr con mezclas sólidas. La opción de aplicar azufre con el arrancador es viable en lotes que no requieren altas dosis de P, de no ser así se pierde autonomía de siembra.La aplicación de N y S como fertilizantes líquidos SolMIX en la secuencia trigo/soja presenta las siguientes ventajas:

  • Balancea el N y S de acuerdo a las necesidades de cada lote o cultivo.
  • Aporta todo el azufre que necesita el cultivo de trigo y la soja de segunda en una sola aplicación.
  • Mejora la eficiencia respecto a urea en lotes con altos niveles de rastrojo.
  • Permite aplicaciones de alta calidad de distribución con mayor velocidad, aún en condiciones de alta humedad ambiente.
  • Puede aplicarse combinado con herbicidas e insecticidas.
Comentarios finales
  • La fertilización con N y S en trigo permitió incrementar la productividad de este cultivo y aumentar los rendimientos de la soja subsiguiente.
  • El azufre en una fertilización balanceada tiene una interacción positiva sobre el nitrógeno
  • La relación costo beneficio de la aplicación de azufre es cercana a 8, colocando a este nutriente como el más rentable dentro de un plan de fertilización tradicional.
  • Por su calidad química y facilidad de aplicación, los fertilizantes líquidos son una excelente fuente para aplicar meso y micronutrientes.
  • La mezcla SolMIX que mejor se ajusta a los requerimientos de la secuencia trigo/soja en la Región Pampeana Norte es la 27-0-0-6,5 S.